Asesórese

Proteja a su familia e infórmese sobre las vacunas, las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, la seguridad de las vacunas y las mejores prácticas.

Siga el programa

Hable con su médico sobre la vacunación a tiempo, cada vez.

Bebés y niños

Las vacunas protegen a los niños de 14 enfermedades prevenibles antes de los 2 años.

Para brindarles a los niños una protección óptima cuando son más vulnerables y mantenerlos protegidos durante toda la vida, los programas de inmunización funcionan de acuerdo a sus sistemas inmunológicos, desde el nacimiento.

Hepatitis B

la hepatitis B es una infección incurable que puede causar hinchazón crónica del hígado y complicaciones de por vida, incluyendo grave daño hepático y cáncer. Ya que los bebés son mucho más vulnerables a complicaciones que los adultos, estos necesitan la primera de las 3 dosis de la vacuna contra la hepatitis B dentro de las 24 horas posteriores al nacimiento.

Tos ferina

también conocida como tos convulsiva. La tos ferina es una infección respiratoria altamente contagiosa. Antes de que la vacuna estuviese disponible, alrededor de 200,000 niños contrajeron la tos ferina y cada año más de 9,000 murieron de la enfermedad. El CDC recomienda 5 dosis de las vacunas DTaP para bebés y niños a los 2, 4, 6 y 15–18 meses.

Sarampión

el sarampión es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa y potencialmente mortal que causa erupción y fiebre. Los brotes todavía ocurren, pero casi todos los que reciben la vacuna están protegidos contra la enfermedad. Los niños necesitan su primera dosis de vacuna MMR durante los 12 y 15 meses y nuevamente durante los 4 y 6 años de edad para protegerse contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

Conozca todas las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, los riesgos y beneficios de las vacunas aquí.

Adolescentes

¡Los niños mayores y los adolescentes también necesitan vacunas!

Ya que los niños mayores y los adolescentes son más sociales, son vulnerables a un conjunto diferente de enfermedades. Además, la protección que reciben de ciertas vacunas se debilita con el tiempo, y esto requiere refuerzos.

Meningitis

La enfermedad meningocócica se refiere a cualquier enfermedad causada por la bacteria meningococo. Aunque son raras, estas enfermedades pueden ser mortales y se propagan fácilmente al toser, besar o incluso al compartir botellas de agua. La primera dosis de la vacuna meningocócica conjugada se necesita durante los 11 y 12 años de edad con una dosis de refuerzo a los 16 años.

Virus del papiloma humano (HPV)

El HPV es un virus muy común que casi todos los hombres y mujeres contraen en algún momento de sus vidas. Si bien puede desaparecer por sí solo, también puede causar varias formas de cáncer y verrugas genitales. La vacunación durante los 11 y 12 años de edad puede prevenir el riesgo de cáncer de HPV.

Tos ferina

Los riesgos de contraer la tos convulsiva no terminan en la infancia. Debido a que la inmunidad se debilita con el tiempo, los niños mayores siguen siendo vulnerables a la enfermedad y requieren un refuerzo de Tdap para recibir la máxima protección contra el tétanos, la difteria y la tos ferina durante los 11 y 12 años de edad.

Conozca todas las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, sus riesgos y beneficios aquí.

Madres Embarazadas

Las vacunas protegen a las madres embarazadas y a los bebés que están por nacer.

Las madres embarazadas comparten todo con sus bebés, incluyendo las inmunidades. Al vacunarse mientras está embarazada, protege a su hijo y se protege a usted mismo.

Tos ferina

La tos convulsiva es muy grave y potencialmente mortal en los recién nacidos. Vacunarse durante el tercer trimestre de cada embarazo contra la enfermedad proporciona la mejor protección temprana a corto plazo para los recién nacidos ya que ellos no pueden recibir la vacuna porque son demasiado pequeños.

Influenza (gripe)

La gripe es un virus muy común y altamente contagioso que infecta la nariz, las vías respiratorias superiores, la garganta y los pulmones. Contraerla durante el embarazo puede causar serias complicaciones, incluyendo el parto prematuro. El CDC recomienda que la vacuna contra la gripe sea la defensa más importante para usted y su bebé.

Vea más información sobre las vacunas antes, durante y después del embarazo aquí.