Skip to main content

PREGUNTAS FRECUENTES

RESPUESTAS A SUS PREGUNTAS SOBRE LAS VACUNAS.

¿Las vacunas son seguras? ¿Son necesarias? ¿Qué vacunas necesita mi hijo y cuándo debe recibirlas?

Como la mayoría de los padres, probablemente tenga preguntas sobre las vacunas. Con tanta información disponible, separar los hechos de los mitos y saber en qué fuentes confiar puede ser confuso.

¡No deje que eso le impida conocer los hechos! Recopilamos sus preguntas más frecuentes y proporcionamos respuestas basadas en evidencia por parte de las organizaciones de salud pública, médicos y científicos más respetados y confiables del país.

¿Estas enfermedades realmente siguen siendo una amenaza?

En resumen, sí. Pero las vacunas cumplen un trabajo tan bueno para prevenir enfermedades que es fácil olvidar cómo era antes de que ellas existieran. Antes de la vacuna DTaP, por ejemplo, alrededor de 9,000 niños morían cada año por la tos ferina, pero hoy ese número es inferior a 20.

Sin embargo, esta enfermedad y otras están regresando. De hecho, vemos entre 10,000 y 50,000 casos reportados de tos ferina cada año en todos los estados de los Estados Unidos, y en 2014 un brote de sarampión afectó a personas en 27 estados. Sin las vacunas, experimentaríamos brotes de muchas enfermedades prevenibles que hemos trabajado tan duro para reducir o eliminar a lo largo de los años.

¿Son seguras las vacunas?

Si. El sistema de seguridad de vacunas de EE. UU. monitorea y garantiza que las vacunas sean lo más seguras posible. Actualmente, Estados Unidos tiene el suministro de vacunas más seguro de su historia.

Las vacunas se someten a rigurosas pruebas de seguridad y solo son aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) una vez que se ha determinado que son seguras y efectivas y que los beneficios superan los riesgos. Desde allí, son monitoreadas continuamente por seguridad.

¿Qué pasa con las vacunas y el autismo?

El posible vínculo entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) y el autismo ha sido ampliamente investigado por científicos, médicos y expertos en los EE. UU. y en todo el mundo. La evidencia es clara de que no hay un vínculo entre las vacunas y el autismo. Encuentre más información aquí:

¿Las vacunas causan efectos secundarios a largo plazo?

Las vacunas no están relacionadas con el incremento de problemas de salud como el autismo, el asma o las enfermedades autoinmunitarias, y no hay evidencia de que las vacunas amenacen una vida larga y saludable.

Al igual que cualquier medicina, las vacunas pueden tener efectos secundarios a corto plazo, pero generalmente son leves, como dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección. Las enfermedades contra las que se está protegiendo pueden ser mucho peores, incluso mortales, que cualquiera de los posibles efectos secundarios de las vacunas.

¿Cuáles son los efectos secundarios a corto plazo?

En la mayoría de los casos, los efectos secundarios de la vacuna son menores y desaparecen en unos pocos días. Los efectos secundarios varían según el tipo de vacuna, pero pueden incluir:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Picazón en el sitio de la inyección
  • Náuseas, mareos o desmayos (más común en adolescentes)
  • Fiebre
  • Erupción cutánea leve

Si usted o su hijo experimentan una reacción alérgica u otro efecto secundario grave después de una vacuna, comuníquese con su médico de inmediato.

¿Por qué los niños necesitan tantas vacunas tan temprano?

Los sistemas inmunes de los bebés y niños pequeños son los más vulnerables y requieren protección contra ciertas enfermedades lo más antes posible. Las enfermedades contra las que nos vacunamos todavía circulan en los EE. UU. y en todo el mundo.

Estas enfermedades representan una amenaza inmediata en cualquier momento y podrían ser contraídas simplemente al realizar un viaje. Continuamos protegiendo a los bebés y a los niños cuando están en mayor riesgo porque todavía ocurren brotes de enfermedades como tos ferina, paperas y sarampión, incluso en la Florida.

¿Tantas vacunas a la vez sobrecargarán el sistema inmune de mi hijo?

No. Las vacunas contienen ingredientes llamados antígenos, que le indican al sistema inmune del cuerpo que cree anticuerpos que combatan las enfermedades. Estos antígenos están debilitados o inactivos, por lo que no pueden causar enfermedades graves. Todos los días, el sistema inmune de su hijo combate millones de antígenos, y todas las vacunas combinadas solo tienen una pequeña fracción de lo que los niños se encuentran en su vida cotidiana.

¿Puedo retrasar o extender el calendario de vacunas?

El calendario recomendado por el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) está diseñado para trabajar con la respuesta del sistema inmunitario de los niños, para así darles la mejor protección posible contra enfermedades prevenibles cuando son más vulnerables. No hay ninguna evidencia científica que respalde el hecho de retrasar cualquier vacuna para mantenerse seguro en lugar de seguir el calendario recomendado por ACIP.

No vacunar de acuerdo con el calendario recomendado pone a su hijo en riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales y permite la propagación de la enfermedad a otros en su comunidad, a los que no pueden ser vacunados—como los recién nacidos y las personas con ciertas enfermedades o con deficiencias en el sistema inmunológico, como pacientes con cáncer y ancianos. Desea lo mejor para su hijo, pero la decisión de rechazar o retrasar las vacunas es un riesgo mayor para usted, sus hijos y la comunidad en general.

Además, si hay casos de una enfermedad prevenible por vacunación en su área y su hijo no ha sido vacunado, podría ser excluido de asistir a la escuela o a la guardería. Dependiendo del brote, podrían ser excluidos durante varias semanas o meses.

¿Qué vacunas necesitan mis hijos para la escuela o la guardería?

Florida requiere que se administren ciertas vacunas antes de que los niños puedan inscribirse y asistir a la guardería y la escuela. Consulte los siguientes recursos para determinar qué vacunas necesita su hijo para cada tipo de escuela.

¿Cómo puedo obtener un registro de vacunación actual para mí o para mi hijo?

Comuníquese con su proveedor médico. Su oficina puede proporcionarle el certificado de inmunización de Florida de su hijo (formulario DH 680), el formulario necesario para la escuela. También puede comunicarse con el departamento de salud local del condado (CHD), y ellos pueden proporcionarle un historial de vacunación si sus registros se ingresan en el registro de vacunación de Florida SHOTS. Use nuestro Localizador de CHD para encontrar un departamento de salud local del condado en su área.

¿Cómo puedo recibir ayuda para pagar las vacunas?

El programa Vacunas para Niños [Vaccines for Children (VFC)] proporciona vacunas para niños de 18 años de edad y menores que no tienen seguro, son elegibles para Medicaid, Indígenas Americanos o Nativos de Alaska. Reciba más información sobre el programa VFC en Florida.

¿Dónde puedo encontrar un médico que participe en el programa VFC cerca de mí?

Puede visitar cualquier departamento de salud del condado en su área o puede buscar por código postal o número de teléfono una lista de proveedores médicos participantes en Florida SHOTS y el programa Vacunas para Niños [Vaccines for Children (VFC)] aquí.